Acceder a energía deja de ser una utopía en los Montes de María

En abril de este año, Martha Ávila encendió un bombillo en su cocina por primera vez. Antes no tenía energía eléctrica para iluminarse. Su vivienda está ubicada en la comunidad La Cañada, en las profundidades del municipio del Carmen de Bolívar (Bolívar). La red eléctrica convencional no llega hasta aquí, pero el sol está en todas partes.

El pasado sábado 24 de abril ella y otras 23 familias vecinas pudieron acceder a 24 kits de energía solar pertenecientes al programa Energía Grata de Tierra Grata.

“Aunque crecí en la ciudad, me gusta vivir en el campo. Aquí convivo con mi señor hace siete años. Yo lo que extrañaba era la luz, ahora me siento feliz, como que me siento igual que los que están en la ciudad”, asegura Martha.

Antes de la instalación, las familias de La Cañada gastaban parte de sus ingresos para iluminarse por las noches con velas y lámparas de ACPM. Cuando el sol se ocultaba, los niños y niñas aplazaban sus tareas y juegos para el siguiente día y no quedaba más opción que acostarse temprano.

Luis Feria de 76 años menciona que “la calidad de vida de nosotros va a mejorar porque tenemos luz. Nos podemos acostar y levantar a la hora que queramos. Es maravilloso tener luz permanente porque no se irá ni por la lluvia, ni por los truenos y podemos poner a cargar nuestros celulares; ahí ya nos estamos ahorrando una caminata de más o menos hora y media hasta el punto más cercano con energía”.

Esta instalación fue posible gracias a un grupo de jóvenes campesinos pertenecientes a la vereda, a quienes nombramos Guardianes de la Luz. No es la primera vez que ellos lideran estos procesos en su territorio ya que en agosto de 2019 realizaron una primera instalación de 14 kits solares en su comunidad, mientras que en mayo de 2020 instalaron otros 20. Sin duda, el trabajo de los Guardianes es indispensable para poder llegar hasta la casa más alejada de la vereda, ya que ellos habitan la comunidad y son los encargados de las instalaciones de cada kit y de capacitar a las familias sobre su uso y cuidado.

Yarleidis Castillo es una de nuestras Guardianas y recuerda que “fue una sorpresa para la comunidad cuando nos llegaron a decir que iban a ampliar el proyecto de paneles para la comunidad. Creemos que se ha dado un cambio tremendo. Realmente maravilloso por el hecho que nos ahorramos de comprar el ACPM y mechones, y podemos alumbramos. Ahora nos sentimos muy alegres, agradecidos con Tierra Grata. Es una bendición de Dios que los haya traído hasta aquí”.

Energía del sol para la noche

Según datos del Gobierno Nacional, Colombia cuenta con un 97% de cobertura en energía eléctrica y al compararlo con países latinoamericanos como Argentina (99,8 %) o Brasil (99,5%) aún está muy atrasado. Según datos del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas no Interconectadas (IPSE) se estima que en Colombia hay más de 460.000 hogares que carecen de energía eléctrica y en las zonas rurales hay 1.710 localidades rurales  en donde aproximadamente 128.587 personas solo acceden al servicio entre cuatro y doce horas al día.

“El hecho de poder asegurarle a estas familias que a partir de ahora podrán contar con energía en todo momento, es algo que nos llena de orgullo y que nos acerca cada vez más a nuestro propósito, llevar lo esencial a todos. Para nosotros es muy importante brindar a través de nuestras soluciones nuevas oportunidades para las zonas rurales; lugares en los que antes cargar un celular era toda una odisea, ahora se encuentran conectados con las ciudades gracias a la luz del sol que se transforma en energía limpia y asequible. Hemos comprobado cómo se ha incrementado el bienestar para estas familias ya que ahora pueden leer o estudiar por la noche, cargar sus teléfonos, encender sus radios y ventiladores. El cambio es real y ha sido posible gracias al trabajo en conjunto entre nuestro equipo y nuestros Guardianes”, menciona Jenifer Colpas, co-fundadora de Tierra Grata.

Nuestras soluciones en energía están compuestas por 4 lámparas de 200 lúmenes, una lámpara con sensor que se activa al detectar movimiento, puertos USB de carga e interruptores para graduar la luz en tres intensidades.

Desde Tierra Grata trabajamos hemos instalado más de 400 soluciones de Energía Grata en las comunidades rurales más distantes de la región. Seguimos comprometidos con llevar lo esencial a todos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *